FAQFAQ          SearchSearch          MemberlistMemberlist          UsergroupsUsergroups    RegisterRegister 
 ProfileProfile          Log in to check your private messagesLog in to check your private messages          Log inLog in          
HISTORIA ASTUR

 
Post new topic   Reply to topic    Asturian-American Migration Forum Index -> About Asturias - Sobre Asturies
View previous topic :: View next topic  
Author Message
Agusstin



Joined: 26 Nov 2006
Posts: 2
Location: Asturias (Oviedo )

PostPosted: Sun Nov 26, 2006 10:13 am    Post subject: HISTORIA ASTUR Reply with quote

HISTORIA ASTUR
Prehistoria
Existe evidencia histórica de presencia humana en Asturias desde el periodo glaciar de Würm hace 80.000 años. La última etapa, el Paleolítico Superior, arranca hace unos 35.000 años, en periodo extremadamente frío. Los asentamientos humanos se realizan en cuevas que excluyen la zona occidental de Asturias. Los pobladores son Homo sapiens-sapiens, habiendo ya desaparecido de escena los neandertales. Se disponemos de restos humanos en algunos de los yacimientos. Los primitivos pobladores estaban dedicados exclusivamente a la caza al principio. Y más tarde a la caza y recolección de frutos silvestres. Conocen y mantienen el fuego en sus cuevas y registran sus pensamientos mágico-religiosos en un excepcional arte en cuevas como Tito Bustillo, Candamo, El Pindal, El Buxu,...

Unos 8.000 años a.C, finaliza la última glaciación y la fauna cambia radicalmente, el arte parietal decae sensiblemente y los asentamientos se mueven hacia la costa y las partes de las cuevas más próximas al exterior. En la etapa final, la vivienda se traslada al exterior de las cuevas, al abrigo de roquedos. A partir del cuarto milenio, aparecen grupos humanos de los que se tienen más datos por los restos encontrados, fundamentalmente dólmenes y otros enterramientos.

Hacia el año 2.500 a.C, con la llegada del Neolítico el hombre abandona la vida troglodítica, se convierte en pastor-agricultor y aparecen nuevas industrias como la cerámica y las explotaciones mineras. .Esta actividad, será continuada durante el dominio romano y a lo largo de los siglos posteriores influirá en la economía de la región. Aparecen los dólmenes en nuestra región así como los innumerables túmulos

Los Celtas
En la Edad del Bronce, los restos hallados aluden a las actividades agrícolas, ganaderas, mineras y metalúrgicas. Junto a estas fuentes las bellotas y avellanas completaban su alimentación. Asturias recibe el influjo común a toda la península que originado en El Argar. Un enigmático monumento perteneciente a este periodo, se encuentra en Puertas de Vidiago ( Llanes). Es el conocido ídolo de Peña-Tú que representa dos figuras grabadas en la roca. El periodo final del Bronce da paso al asentamiento de pueblos celtas en la región dando origen a la cultura de los CASTROS y paralelamente a las manifestaciones de la Edad del Hierro.

A la llegada de los romanos. Los pobladores prerromanos de Asturias tenían una organización gentilicia, se regían por leyes y normas consuetudinarias y tenia su religión. Cantaban y tocaban instrumentos musicales y tenían fiestas y competiciones atléticas. Estaban organizados en tribus y clanes. Con un nivel cultural similar a los galos, germanos y demás pueblos celtas indoeuropeos.

acia el interior, existían pueblos belicosos, y semi nómadas que complementaban con la guerra sus actividades económicas. Y que según los romanos se pasaban todo el tiempo peleando y robándose entre ellos. Esta belicosidad y preparación militar, pese a su desunión. Produjo muchos dolores de cabeza a los romanos, siendo las últimas tierras conquistadas en la península. Teniendo que hacerse cargo el propio Augusto de la conquista, que no quedó totalmente pacificada hasta cierto tiempo después.

Los romanos
A partir del último tercio del siglo I a. de C., durante el reinado de Augusto, los romanos deciden someter las tierras del norte de la península. La razón que dieron los escritores antiguos, fue que Cántabros y Astures hacían incursiones de rapiña en territorios de tribus aliadas, y Roma se vio obligada a defenderlos por sus pactos. El objetivo, era la pacificación definitiva, eliminar Limes o zonas fronterizas y las minas de oro estaño y otras existentes en el norte peninsular.

El carácter agreste de los pobladores y la áspera geografía cantábrica, favoreció que la romanización fuese poco profunda. Aunque quedan vestigios como las termas romanas y murallas de Gijón importante puerto y villa en la época. Estos monumentos, calzadas romanas y la minería, fueron los mayores cambios respecto a un pasado celta que continuaban conservando pero ya contaminado por el modo de vida romano. Convirtiéndose Asturias, en fuente de materias primas y soldados para enviar al resto de colonias.

El territorio de la provincia romana que comprendía a Asturias, y que abarcaba además partes de la provincia de la Actual León, Galicia y Santander. Tenía su capital en Astúrica Augusta (Astorga), recibiendo sus habitantes la denominación de Astures.

Los Bárbaros, Suevos y Visigodos
A finales del siglo IV, irrumpen por los pirineos a Suevos, Vándalos y Alanos, que saqueaban las Galias desde el año 406. A la par, comienza una de las constantes guerras civiles romanas del periodo. Las Tropas en España, fieles al emperador depuesto son licenciadas, se les da permiso para saquear los Campos Palentinos. Desde entonces no se tienen más noticias de la Legio VII y demás fuerzas de la guarnición Norte.

En el año 411, los bárbaros se reparten las provincias en devastación. La zona correspondiente a las tierras Astures le correspondía a los Vándalos Asdingos. Estos, sobrepasando León, Astorga y Valencia de don Juan, llegarían a la Asturias transmontana por la vía del puerto de La Mesa. Penetraron también por Pajares y hasta Lucus Asturum. Tras enfrentamientos entre los Vándalos y los Suevos asentados en la Gallaecia, con alguna intervención Romana. Los Vándalos pasan a África, quedando los Suevos libres por la península (año 429), toda vez que los hispanorromanos seguían dueños de las mejores plazas fuertes, con los que intentó pactar en ocasiones Roma

El Norte de España, estaba entonces libre de invasores; Astures, Cántabros y Vascones romanizados, están prácticamente aislados del resto de la invadida España. Desde el año 460, los Astures sufren incursiones de los Suevos y Visigodos. Según los historiadores, la ciudad de León y otros pueblos Astures al oriente del Órbigo, no llegaron a estar sometidos a los Suevos, así como los transmontanos de la zona centro y oriental.

Prevaleciendo los Godos en la mayoría de España, el rey Leovigildo, en el 574, se marcó como objetivo someter a los rebeldes del Norte, Astures y Cantabros, que encerrados en sus montes se veían obligados a hacer incursiones contra los pueblos del sur, más ricos. En el 585, haría de Gallaecia una provincia Visigoda, y junto a ella, los territorios Asturianos que tenían los Suevos. Seguían independientes los pueblos al este de estos territorios: Astures, Luggones, Vadinienses,... Los sucesores de Leovigildo, continuaron con sus campañas contra Astures y Luggones. La invasión Musulmana de España, sorprendió al rey Rodrigo guerreando en el Norte.

Los Musulmanes
En el año 711, los musulmanes desembarcan en España. En poco más de tres años, estos invasores recorren el país tomando con poco esfuerzo, posesión de él. Si bien habían pactado con la nobleza goda, y designar a un gobernador con una pequeña guarnición. Que según los cronistas residió y gobernó de Gijón durante un periodo entre uno a tres años. Hasta que el levantamiento de Pelayo, y la derrota de las fuerzas de ayuda obligó a abandonar Asturias.

La sublevación de Pelayo, desmentida la leyenda, no puede calificarse de sublevación. La reconstrucción actual. Es que Pelayo, un noble Visigodo no residente, pero con algún interés y parentesco en Asturias, decidió no acatar la autoridad Musulmana. Iniciando una guerra de guerrillas en los montes hostigando desde ellos, con el apoyo de la población local y unos pocos guerreros fieles a la tradición guerrera de la zona.

El gobernador solicitó ayuda, así que se envió un ejército de auxilio que pacificase la zona. Persiguieron a Pelayo que por entonces había establecido su capital o corte en Cangas de Onís a refugiarse en las montañas de los Picos de Europa. Este ejército, al perseguir a Pelayo, empezó a sufrir por lo agreste del terreno, las malas comunicaciones, la ausencia de alimento y las inclemencias del tiempo para el que no estaban en absoluto preparados.

Los ataques sorpresa de Pelayo desde posiciones mas elevadas a los que accedía gracias al conocimiento del terreno. Como la batalla de Covandonga 718-722. En donde Pelayo, cercado, hizo frente anuló todos los ataques musulmanes. Todos estos combates y las condiciones del terreno terminaron por desbandar a los musulmanes, cuyo ejército se disolvió en el terreno. Calculándose solo en la mitad los que pudieron retirarse, dispersándose el resto que no había perecido por la zona y el camino de su retirada. Falleció Pelayo en el año 737, Le sucedió su hijo Favila que como todos sabemos fue devorado por un oso en una cacería en el 739. Al que le sucedió Alfonso I quien aun teniendo que pagar vasallaje al califato. Los historiadores consideran el primer rey al que se le puede dar este nombre. Comenzando con su descendiente Alfonso II el contraataque hacia el sur. Lo que conocemos como la Reconquista.

La Edad Media
Por esta época, se descubre el supuesto sepulcro del Apóstol Santiago. Y comienza su culto y peregrinación por el denominado "Camino de Santiago". Desde este momento viajan por el norte de España millares de peregrinos de allende los Pirineos, cuyo continuo pasar abrió un camino por el que vinieron nuevas ideas religiosas, artísticas, literarias.

Un poco antes, se inicia también en Asturias la construcción de multitud de capillas, para albergar reliquias de santos llevadas por los fugitivos de la dominación musulmana al libre norte de España. Se construye la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo para albergar el santo sudario de Cristo. Y transitoriamente alberga también las cenizas del apostol Santiago. Así como joyas y donaciones tan importantes como la Cruz de los Ángeles y la posterior Cruz de la Victoria. Con Alfonso II, se inicia la construcción de los importantes monumentos prerrománicos de Oviedo y resto de la provincia.

La reconquista avanza. Y se hace necesario el y el traslado de la Corte a León (año 914) mas cerca de la frontera. Asturias vuelve a caer en un profundo aislamiento de los centros de decisión del Reino de León, primero, y de Castilla, después. El quebranto de su influencia provocará movimientos secesionistas que alcanzarán su máxima expresión en el siglo XII con la rebelión del Conde Gonzalo Peláez contra el Rey Alfonso VII, y la "Regina in Asturias" Urraca (hija bastarda del mismo Alfonso VII y una dama asturiana), que será protagonista de un nuevo intento independentista.

Alfonso III "El Magno" (866-910) para evitar la guerra civil, se retiró, junto a su esposa, a Zamora, donde moriría en 910, dividiendo el Reino entre sus tres hijos mayores. Desde ese momento el Reino de Asturias, engrandecido ya de forma majestuosa y con extensos territorios que gobernar, trasladará la capital a León y comenzará desde entonces a hablarse del Reino de León. Con ocasionales divisiones del reino Asturleonés entre Asturias y León. Ambos territorios quedaron integrados en el reino y condado antes tributario de Castilla.

A la muerte de Alfonso VIII (1.214) y la de su hijo Enrique I (1.217) hicieron que se proclamara Reina de Castilla a Berenguela, la cual inmediatamente renunció en favor de Fernando III. El Rey leonés intentó entonces arrebatarle a su hijo los territorios castellanos para unir ambos Reinos en uno sólo, pero fracasó a las puertas de Burgos. Legó el Reino a sus hijas Dulce y Sancha, pero estas se lo entregaron a Fernando III a cambio de una fuerte compensación económica, con lo que los Reinos de León, Asturias, Galicia y Castilla quedaban de nuevo unidos, esta vez definitivamente. No sin que hubiese ocasionales rebeliones y sublevaciones con ocasión de las guerras civiles hasta mediados del S. XIV.

El año 1388, con el matrimonio entre el primogénito de Juan I de Castilla, Enrique, y Catalina de Lancaster, el Rey le otorga a su heredero el título de Príncipe de Asturias, institución que nace a semejanza de la del Principado de Gales y que llega hasta nuestros días.

La Edad Moderna
Durante los siglos XVI y XVII, el aislamiento asturiano respecto de los centros de decisión del Imperio Español es tal que en 1518 los dominicos llegados a Oviedo para fundar su convento se referían a la "montaña fragosa", al igual que los jesuitas se referían a Asturias como "unas Indias que tenemos en España". En esta época, Asturias, estaba sólidamente consolidada al reino de Castilla, aunque alejados del poder salvo excepciones como las del clérigo Pedro Menéndez de Avilés durante una época gobernador de las indias y terror de piratas.

Fue ésta una época de hambres, epidemias y catástrofes como los incendios de Avilés y Oviedo, que devastaron sus cascos urbanos, causas y consecuencias de la pobreza de la población sometida a durísimos trabajos en una tierra en manos del Clero y la Nobleza en su mayor parte. En 1574 se funda la Universidad de Oviedo a expensas del asturiano Fernando de Valdés Salas, Inquisidor General, Arzobispo de Sevilla y confesor del emperador Felipe II, que sin duda pretendía sacar a su País del estado de secular abandono y atraso, aunque bien es cierto que desde una óptica que veía a Asturias como una tierra "descristianizada" y , por tanto, como "tierra de misión" o "Indias" de España.

En el siglo XVIII se dan una serie de circunstancias favorables a la aparición de una corriente de pensamiento entre sectores de las clases poderosas que dará lugar al florecimiento de la Ilustración. La gran tradición del País en los intercambios por vía marítima favorecerá la entrada a través de sus puertos de las obras de Rousseau, Voltaire y los Enciclopedistas, y con ellas las nuevas ideas de progreso del continente. Es el llamado "Siglo de Las Luces", en el que destacará con "luz propia" Don Gaspar Melchor de Jovellanos, uno de los personajes más notables del siglo en España, y con Asturias como una de sus principales fuentes de razonamiento y preocupación por su progreso económico y cultural: será el primero en realizar un verdadero programa de desarrollo basado en el aprovechamiento racional de los recién descubiertos yacimientos carboníferos (con la consiguiente planificación de las infraestructuras necesarias), el establecimiento de comunicaciones terrestres interiores y con la Península, y las enseñanzas científico-técnicas.

El 25 de mayo de 1808 la Junta General del Principado se proclama soberana, contra un poder central doblegado a la autoridad de los franceses, envía embajadores a Inglaterra y declara la Guerra a Napoleón. Sin que haya mucho que destacar de las 4 ocasiones en que los franceses invaden el principado salvo la resistencia de la población. El contrabando de guerra, el espionaje y la inteligencia de ambas partes. Apoyando al ejército aliado de Wellington cuando por aquí pasó.

El siglo XIX asturiano está condicionado por el desarrollo industrializador que, con capitales de origen extranjero en su mayor parte, iría aparejado al impulso de la actividad minera. Se forman así los primeros núcleos urbanos e industriales de la Asturias Central, que comienza a transformar radicalmente su fisonomía con la llegada masiva de mano de obra de dentro y fuera del País. Son los comienzos del movimiento obrero organizado, en el que anarquistas y socialistas van a tener gran protagonismo, sobre todo a partir de La Huelgona (la gran huelga) de 1906 y la primera huelga general política de 1917.

Con la proclamación de la II República en 1931, los obreros y mineros asturianos ya han alcanzado un alto nivel de organización. En octubre de 1934 estalla el movimiento revolucionario de defensa de la República que tanto partidos de izquierda como nacionalistas catalanes veían en peligro. Este movimiento sólo triunfará en Asturias: del 5 al 16 de octubre se desarrolla la "Comuna Asturiana"; los trabajadores, organizados en comités revolucionarios, movilizan un ejército de unos 30.000 hombres. El gobierno de Madrid, ante la gravedad de la situación, encarga a los generales Goded y Franco la "pacificación" del territorio asturiano con tropas africanas. Tras la rendición y a pesar de las promesas hechas, la represión será brutal.

La Revolución de Octubre fue en verdad el preludio de la guerra civil de 1936, en la que Asturias, fiel a la República, queda aislada y se organiza en Consejo Soberano de Asturias y León, que llegaría a emitir moneda propia.

Durante los cuarenta años de dictadura del general Franco, Asturias jugará un papel crucial en la lucha por la libertad, poniendo el Mundo sus ojos en las huelgas mineras de la primavera de 1962 como auténtico faro de esperanza. En esta época la región central no para de crecer al calor de los grandes complejos siderúrgicos y mineros, sobre todo los del Estado, concentrándose en el 14% del territorio cerca del 80% de la población y más del 90% del VAB de la producción.

Hoy, Asturias se vuelve hacia sí misma, en una convicción colectiva de que sólo a través de un desarrollo sostenible de sus potenciales podrá hacer frente al futuro.
Back to top  
Display posts from previous:   
Post new topic   Reply to topic    Asturian-American Migration Forum Index -> About Asturias - Sobre Asturies All times are GMT - 4 Hours
Page 1 of 1

 
Jump to:  
You cannot post new topics in this forum
You cannot reply to topics in this forum
You cannot edit your posts in this forum
You cannot delete your posts in this forum
You cannot vote in polls in this forum

Site design & hosting by

Zoller Wagner Digital Design